0

Un ‘gamer’ perdido en la industria del videojuego actual

Desaparecido en combate. Si tuviera que definir mi relación con los videojuegos en estos últimos 10 años sería esa. Hasta hace poco compré una de esas consolas portátiles de Nintendo, la afamada 3DS, para jugar a un juego que ya jugué en su día y es considerado uno de los mejores juegos de la historia (cosa que no discutiré) y sólo viendo el catálogo de esta y de otras consolas me pregunto que ha pasado o está pasando en la industria del videojuego.

Vengo de una época donde las limitaciones las ponía el hardware y ya quedaba en manos del creador hacer un gran juego o un copia pega de miles de juegos existentes de la época. Era el boom de la época y cualquier porquería se vendía a precio de oro hasta que llegó Nintendo y con un puñetazo en la mesa sacó su gran NES y su sello de calidad para demostrar que hacer videojuegos tenía el mismo proceso artístico y creativo que pudiese tener producir una película o grabar un disco de música.

29536240375_1eeb76fd86_z

Hola soy la PS4 Pro, debería haber sido la PS4 normal pero es que nos pudo las prisas prometiéndoos el oro y el moro con resoluciones de infartos y lucecitas y ahora os vamos a vender lo que prometimos (casi) por 400€.

No puedo sin más extrapolar esa misma situación a lo que vivimos hoy en día. Vivimos en una especie de ‘dictadura del entertainment’ donde los desarrolladores, inflados en su ego, venden productos desfasados y con una escasez de creatividad enormes sólo para justificar venderte una nueva consola y porque han llegado a tener un acuerdo con las third-party para hacerlo exclusivo, si no fuera por eso, no sé de qué comerían. Existen medios como Steam y la plataforma PC que ya de sobras equiparan y superan a las consolas. Sí, este tema está muy trillado, lo sé, y no voy a entrar en si es mejor uno u otro, no es el propósito de esta entrada. Escribo esto en un alarde introspectivo que llevo acarreando desde un tiempo a esta parte. De un ‘gamer’ como lo llaman ahora en nuestro país de la lengua quijotesca, cada vez más dada a incluir tecnicismos innecesarios a mi ver, que cree que está en una época enrarecida donde los videojuegos, que una vez fueron su pasión, ahora son un entretenimiento más del montón y que a veces no llegan ni a eso. Es una lástima como estas generaciones y las que vienen en vez de innovar y sacar buenos títulos se dedican a hacer refritos de glorias pasadas y le importan más que las bóvedas y columnas de los edificios de BloodBorne se vean más definidos o que no se ven bien los poros bien de Kun Agüero en el Fifa ’17. Es tan de risa que estos refritos a veces son de un juego de hace 2 años porque mire usted, no tuvimos tiempo suficiente para sacarlo en 1080p y tuvimos que sacarlo en 720p, pero no se preocupe el año que viene lo sacaremos en 4k y no notará (bueno un poco sí) ese relleno de pixels y escalado por el uso de filtros. Cosa que nos quieren vender con la flamante PS4 Pro que ya van saliendo fuentes sacándole los colores y argumentando que no alcanza la tan potencia que dicen alardear desde Sony Entertainment .

lightningintro

Soy una malota de la vida, super habilidosa y estoy buenísima pero debo bajar mis estándares y mostrar fragilidad en cierto punto de la historia para que el jugador se refleje en mí y muestre cierta condescendencia.

Vale, llegados hasta aquí, no pecaré de ser un pedante y un adicto a la nostalgia en plan de “todo esto era campo” para justificar que antes se vivía mejor en contraposición al progreso. Pero me gustaría que la industria, y sobre todo su público, se replantease el concepto de videojuego y entretenimiento y hacia donde queremos llegar más que mostrar una mejor resolución. Hoy en día los videojuegos están cogiendo una manía y vicios muy malos, principalmente venidos del séptimo arte, pues los juegos cada vez se quieren parecer más a las películas donde el jugador poco o nada tiene que ver ya en el desarrollo del mismo delegándolo a un segundo plano cuando nunca debió ser así. Es un despropósito que un título recién salido al mercado, el cual te puede provocar un desembolso de unos 70€, te promete una jugabilidad de unas 50 horas y que de ese tiempo la mitad vaya destinada a cinemáticas. The Order 1886 ha creado escuela en ese sentido…. Pero si hay quedase la cosa luego tenemos que el nivel de profundidad en argumento, jugabilidad, ambientación han ido en detrimento para favorecer el apartado visual de tal forma que es ridículo al punto donde se está llegando donde el jugador parece ser un mero espectador que interactúa de vez en cuando a ser el principal protagonista. Hice mucho inciso de ello en su día en mi entrada hablando de FFXIII, sí, un juego que como amante de la saga hizo que saltase a comprarme una consola y luego se quedase acumulando polvo costándome horrores terminarlo porque no tenía ni puñetera idea de qué estaba jugando y qué estaba haciendo en todo momento, era como una película interactiva donde te dedicabas a machacar botones y a seguir un camino que si te perdías, más o menos deberías certificar que tenías un CI cercano al de un subnormal. Ese nivel es al que hemos llegado.

 

Como dije antes, vivimos unos tiempos enrarecidos y ensombrecidos por la industria que valora más los números y la cantidad que se saca en una temporada, que el contenido en sí. No entraré al trapo de lo que me parece los juegos de mayor éxito, sólo metiendo en Google los mejores de PS4 a día de hoy puedo ver Battlefield 1 o Call Duty, ejem, ¿Cuántos van ya de este último? Van camino de convertirse en el ‘Fifa de los tiros’ donde la diferencia entre uno otro radica en una nueva arma o un nuevo modo campaña, o juegos como el de Last of Us remasterizado saliendo hace un par de años para PS3 y un montón de clónicos entre sí. Mención especial a FFXV o The Last Guardian, juegos aún en desarrollo o apunto de lanzarse al mercado y ya lo ponen como de los ‘mejores’ ¿En serio?

Mención aparte a la tan importante jugabilidad que como dije, va cada vez más en detrimento, hoy en día tienes hasta modos automáticos en los juegos, no vaya a ser que te canses y se te frían las neuronas por no saber tomar una decisión u otra y que bueno… al menos también son generosos en las cinemáticas, donde de vez en cuando puedes pulsar un botón y recordarle al videojuego que “oye, aunque lo hagas todo tú, sigo por aquí eh?” En serio, dedicaos a la industria del cine o aprended las bases de como debe desarrollarse un videojuego, si es que existen algo como tal. Siempre podéis aprender de los pioneros. Muzska lo resume muy bien en este vídeo:

Que por cierto, también Dark Souls es mi juego favorito en muchos años y ya es decir. Es de esos juegos que realmente ha sabido capturar la ambientación y la esencia de juegos roleros de antaño donde tú, en todo momento, eres el protagonista. Nada de tutoriales de media hora, dificultad difícil, normal, fácil, subnormal; esto es lo que tienes y si no te gusta, siempre puedes devolver el juego y cogerte uno de esos clónicos que tanto abundan en el mercado si lo tuyo es no ‘perder el tiempo delante de una consola’ y buscas un entretenimiento light. No lo criticaré.

En definitiva aún me queda muchos títulos de la vieja escuela por jugar o rejugar, porque sí, porque lo merecen y es que los tiempos de antes, mis pequeños que aún no habéis alcanzado la edad para beber o fumar (pero todos sabemos que lo hacéis), no teníamos ni el dinero suficiente ni los recursos para poder agenciarnos esos juegos que nos hacía chiribitas los ojos. No quedaba otra que tirar con nuestros Super Mario Bros, Sonic The Hedgehog o <inserta el que más nostalgia y horas de jugabilidad te haya dado una y otra vez> y rejugarlos ad finitum. Pero bueno, no teníamos mucho tiempo para perderlo viendo si tenía mejor o peor definición o si se veía mejor el árbol que aparecía en la segunda fase de Super Mario 64. En fin, sigo a mis clásicos hasta que la industria me demuestre si vale la pena comprar una nueva consola o les dé por sacar un nuevo sello de calidad como ya hizo Nintendo. Ojalá…

 

chrono-trigger-waking-up-620x

Me despido desde mi cama dispuesto a salvar el complejo espacio – tiempo, sin necesidad de una intro de explosiones y fuego multicolor para hacerlo más emocionante.

 

Tone

Ingeniero del Software y procrastinador sin remedio, interesado en todo lo que tenga que ver con el mundo del desarrollo web y la inteligencia artificial, no sé si seré el responsable de la creación de Skynet algún día pero se intenta.

ESCRIBIR UN COMENTARIO
  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>