2

Full Metal Alchemist – Brotherhood

Me considero un ex-aficionado al anime, los motivos por los que deje esta corriente de animación es por la insustancialidad de la cual goza y parece alardear un gran porcentaje de los títulos que salen al año; unos personajes cabezones, ojos de sapo, personajes femeninos con atributos y carácter absurdos a la par que van siempre acompañados de un protagonista que el día que repartieron inteligencia estuvo ausente en su casa por fiebre, sí, estamos hablamos solamente de un género dentro de lo que engloba a todo este inmenso mundo nipón pero seamos francos, por culpa de esto, se ha ganado la patente de mediocridad a pulso a lo largo de los años convirtiéndolo a día de hoy en un formato tan decadente y falto de ingeniosidad y argumento como lo puede llegar a ser la gran mayoría de las películas de Hollywood que fabrica la industria del cine hoy día, pero como todo en la vida y hay que convenir en ello: nunca se puede tapar el sol con un dedo y hasta este punto si tuviésemos que hablar de uno de los mejores títulos de esta década recién acabada tendríamos que mencionar sin duda a Full Metal Alchemist.

 

El manga fue creado en el año 2001 por Hiromu Arakawa para más tarde en 2003 el estudio BONES (creador de grandes adaptaciones como Cowboy Bebop) se encargaría de trasladarla a la pequeña pantalla esta serie que consistiría por aquel entonces en 51 capítulos, la opinión pública no tardo de calificarla como obra maestra, fue ganadora de diversos premios en los posteriores años a su realización como el American Anime Awards y posicionándose aún hoy día en el primer puesto en una de las afamadas revistas digitales como es Anime News Network por encima de grandes obras como Evangelion o la mítica Akira.

 

Hablo sin saber y digo esto porque yo como muchos otros fuimos “víctimas” de pensar que la primera adaptación de la serie era la versión original del Manga, crasso error, la primera adaptación toma las riendas del manga hasta mediados de la serie dónde la realización de la misma es llevada por otros guionistas ya que el manga aún no había acabado y no era conveniente dejar la serie en “suspenso”, si sois un poco aficionados a este mundillo sabréis de antemano que la gran mayoría de veces la animación cuando alcanza su formato en manga, debido a los repetidos retrasos a la hora de realizar los capítulos, conlleva la gran mayoría de veces a realizar medidas poco ortodoxas como es el burdo relleno o en el peor de los casos recurrir a un final bastante atípico y anti climático dejando al espectador a cuadros, en FMA no pecaron de eso y fueron capaces de llevar a buen cauce una segunda historia que desembocó en un apoteósico final en la película The Conqueror of Shamballa.

 

 

Al recibir la noticia de una nueva adaptación de esta serie llamado “The Brotherhood” o como la conocen en Oriente: Shintetsu, debo reconocer que la recibí con cierto escepticismo, como bien dije al inicio, no tenía idea de que esta sería la adaptación definitiva del manga, por eso decidí dejarla en suspenso o al menos hasta que acabasen de editar la serie que esta vez constaría de 64 capítulos.

Al principio de la misma debo reconocer que la seguí con cierto aburrimiento, en la primera recta de la serie, hasta el capítulo 15 más o menos, se dedican a resumir el principio de la primera serie, se nota que esta nueva adaptación fue enfocada a aquellos que vimos la primera serie por lo que puede terminar en un sin vivir al ver que no ocurre nada de todas formas la realización difiere en varios matices respecto a su antecesores a lo largo de los primeros capítulos, matices que ayudarán a desarrollar la trama más adelante, vemos unos personajes más desarrollados y elaborados cuidadosamente dónde fácilmente pueden dedicárseles capítulos enteros a desarrollar su historia e incluso que esta misma sirva de modelo para acontecimientos venideros, al contrario que ocurren en muchas series de este estilo, los personajes secundarios no tienen apenas que envidiar a los protagonistas, la trama va encadenando sucesos a medida que se solucionan unos y aparecen otros nuevos por lo que consigue que el espectador no se asiente en un mismo hilo argumental que a la larga lo único que termina generando es aburrimiento y monotonía por saber lo que te vas a esperar al final de la serie.

 

La serie gira entorno a la alquimia, una de las bases que rige este universo paralelo es el “intercambio equivalente” para obtener una cosa debes sacrificar algo del mismo valor, es este principio la piedra angular, la búsqueda de la “piedra filosofal”, la cual sera el epicentro de la serie que irá discurriendo en torno a ella hasta su final. Después de que los hermanos Elric intentasen devolver a la vida a su madre y pagar un alto precio por ello deberán apañárselas para recuperar sus cuerpos, la trama de Ishbal más trabajada y cruda que su antecesora y por otro lado también tenemos a un Roy Mustang que anhela cambiar el flujo de las eventos que ocurre en el ejército de Amestris (el país dónde se narra la historia) para dar paso a una serie de planes ocultos y conspiraciones que podrían sacrificar a una nación entera o al mismo planeta en sí.

 

La serie conserva la misma esencia que la primera adaptación, a mi juicio posee mayores escenas de crudeza, acción y violencia extrema pero carece un poco del drama y la nostalgia que gozaba la anterior que es básicamente la que la lanzó al estrellato sin contar que en esta entrega no tenemos la gran banda sonora de Michiru Oshima que hasta de una forma mágica te hacía partícipe de la historia que te embelesaba de principio a fin, personajes como los Homúnculos sobretodo Envy, Wrath, Pride o Greed gozan de un gran desarrollo escenificando a la perfección los 7 pecados capitales que son uno de los ejes centrales de esta serie, no se le puede reprochar mucho a esta serie, pero al ver ‘Brotherhood’ no puedes evitar de recordar la gran sombra que llegó a eclipsar y que tan grande dejo el listón su antecesora y ver que algunos elementos que te encandilaron no lleguen a aparecer en la segunda serie, no me malinterpretéis, Full Metal Alchemist: Brotherhood es una gran serie, muy buena y casi perfecta dentro de su estilo pero no “está a la altura” de su antecesora en algunas características y es que cuando ves una serie que te parece una obra maestra y te sirven el mismo producto pero modificado en algunos aspectos, no puedes llegar a verla con los mismos ojos.

 

Unos ejemplos de la BSO de la primera serie que no aparecieron en ‘Brotherhood’ para que os hagáis una idea: ‘Return Home’, Gouyoku (El tema de Greed, uno de mis favoritos) e incluso la mítica ‘Tsuisou (la versión sinfonizada de ‘Bratja’) y ‘Parting’:

 

 

 


 

En definitiva, recomiendo al 100% esta serie, no defraudará y te dejará con un buen sabor de boca y la intriga de querer ver como se resolverá la epopeya de los hermanos Elric te mantendrá en vilo hasta el final, si vas a ver la serie, te aconsejo encarecidamente que veas la primera versión y después veas la segunda porque más que valorar las 2 series, es posible que si nunca has visto nada al respecto te pierdas al principio de la segunda adaptación.

 

Para cerrar, Full Metal Alchemist vuelve a estar a la altura de su predecesora que le lanzó a la fama y por fin se le da el cierre que se merece, habría pues que valorar como la “serie original” ya que es la adaptación definitiva del manga lo cual no quite que la primera deba ser menos valorada, una de esas pocas series que marcan una época como lo hizo Dragon Ball, Evangelion o Death Note, imprescidible tanto si eres fan como si no lo eres de la animación japonesa, sin más felicitar a Hiromu Arakawa que esperemos que este a la altura en sus próximas obras.

Un saludo.

 

Tone

Ingeniero del Software y procrastinador sin remedio, interesado en todo lo que tenga que ver con el mundo del desarrollo web y la inteligencia artificial, no sé si seré el responsable de la creación de Skynet algún día pero se intenta.

2 Comentarios
  1. Myriam

    ¡Milagro!, has conseguido que me anime a darle una segunda oportunidad (esta vez más de 20 minutos, tranquilo) a la serie.

    En cuanto a cómics y dibujos japoneses, sólo comentar lo que más extensamente te he contado en persona: sólo hay que echar un vistazo a la sociedad de Japón (país tan desarrollado tecnológicamente como atrasado culturalmente).

    Saludos.

    Myriam.

    Responder
ESCRIBIR UN COMENTARIO
  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>